Logo personal
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
NOTICIAS

Buenas noticias: Moody’s eleva a 3.3% pronóstico de crecimiento de México para 2023

“Ha superado nuestras expectativas en el primer semestre del año debido a una combinación de crecimiento de la inversión del sector público, inversiones relacionadas con el nearshoring, así como un crecimiento mejor de lo esperado en Estados Unidos, su mayor socio comercial”

El dinamismo de la economía mexicana ha superado expectativas en el primer semestre del año, por lo que Moody ‘s Investors Service ajustó al alza su expectativa de crecimiento para este año al contemplar una expansión de 3.3 por ciento, desde 2.4 por ciento previsto anteriormente.

“Ha superado nuestras expectativas en el primer semestre del año debido a una combinación de crecimiento de la inversión del sector público, inversiones relacionadas con el nearshoring, así como un crecimiento mejor de lo esperado en Estados Unidos, su mayor socio comercial”, refirió.

Para el próximo año mantuvo su previsión de que la economía tendrá un menor dinamismo, pues crecería 1.9 por ciento. En el caso de la inflación, Moody ‘s anticipó que terminará 2023 en 5.6 por ciento y en 2024 lo hará en 4.3 por ciento interanual.

¿Qué le espera a la economía de EU?

Agregó que el riesgo de recesión en Estados Unidos ha disminuido, pero es necesaria una producción por debajo de la tendencia para que la inflación descienda de forma sostenible hasta el objetivo de la Reserva Federal. Con esto, estimó que esta economía crecerá 1.9 por ciento este año, desde 1.1 por ciento contemplado en mayo.

En lo relacionado a la inflación, dijo que está disminuyendo según lo previsto, pero persisten los riesgos; sin embargo, confían en que seguirá moderándose en las economías avanzadas y emergentes donde una gestión macroeconómica razonablemente sólida, junto con la credibilidad de la política monetaria ha mantenido bajo control las expectativas.

“Los principales bancos centrales mantendrán una política restrictiva hasta 2024. Dado que la actividad económica se ha mantenido en general bien este año, la elevada inflación subyacente significa que los bancos centrales aún no pueden estar seguros de haber cumplido sus mandatos en materia de inflación”.

Con la información de: El Economista. || Nota original aquí.

Más noticias