Logo personal
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
NOTICIAS

Rendimientos inquietan aunque Fed no eleve las tasas: M. El-Erian

Desafortunadamente, esto no suficiente para todos los que esperamos una mayor certeza y una menor volatilidad de los rendimientos.

Este mes se ha desarrollado una lógica simple en los mercados. Las fluctuaciones de precios apuntan a una anticipación de que la Reserva Federal ha terminado de aumentar las tasas de interés y que ahora comenzará a recortarlas a principios de 2024, lo que reducirá los rendimientos determinados por el mercado a medida que la autoridad monetaria continúa flexibilizando su política monetaria a lo largo del año; y que todo esto será un buen augurio para la economía y prácticamente para todos los activos financieros.

Desafortunadamente, esto no suficiente para todos los que esperamos una mayor certeza y una menor volatilidad de los rendimientos.

Hay muchos otros escenarios plausibles para la trayectoria de las tasas de interés, aunque los catalizadores de la incertidumbre se alejarán notablemente de la Reserva Federal. Cualquiera que sea el resultado que finalmente se produzca, será fundamental para el bienestar de los hogares, las empresas y los inversionistas.

La expectativa del mercado de que ahora se hayan alcanzado las “tasas máximas” y de que comiencen los recortes de tasas a principios del próximo año ha sido impulsada por datos recientes y ciertas comunicaciones de la Reserva Federal. Diversos indicadores económicos y de precios sugieren una probabilidad cada vez mayor de un aterrizaje suave, en el que la actividad se enfriará gradualmente y la inflación seguirá cayendo. Mientras tanto, el único comentario de la Fed que realmente resuena en los mercados es la insinuación de su presidente, Jerome Powell, de que el banco central más influyente del mundo ha terminado con su agresivo ciclo de alzas de tasas y que su próxima medida de política monetaria será un recorte.

No sorprende que, como respuesta, las tasas de mercado hayan caído drásticamente. Por ejemplo, desde principios de noviembre, el rendimiento del bono de referencia del Tesoro estadounidense a 10 años ha disminuido 44 puntos básicos, y el rendimiento a cinco años ha bajado 35 puntos básicos. El rendimiento a dos años, que es el más susceptible a las expectativas de las medidas de la Reserva Federal, ha retrocedido 16 puntos básicos.

Con información de: Yahoo! finanzas | Nota original

Más noticias