Logo personal
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
NOTICIAS

Sam Altman regresa oficialmente a OpenAI con Microsoft en la junta directiva 

Microsoft también obtendrá un puesto de observador sin capacidad de voto en la junta sin fines de lucro que controla OpenAI, agregó la compañía en el comunicado, sin especificar quién ocupará la silla.

Después del drama de las últimas semanas en OpenAI, Sam Altman ha retornado oficialmente al mando con Microsoft acompañándolo de cerca desde la junta directa.

La semana pasada, unos días después de haber despedido a Altman repentinamente y en medio de un caos interno en la compañía, la junta directiva de OpenAI dijo que había llegado a un “acuerdo de principio” para que Altman regresase a su puesto de CEO junto con una nueva junta directiva. El cambio ya está hecho.

El miércoles, la compañía detrás de ChatGPT confirmó en una entrada de blog el regreso oficial de Altman a su cargo de director ejecutivo, así como la constitución de una nueva junta directiva que estará conformada por Bret Taylor, ex codirector ejecutivo de Salesforce (NYSE:CRM); el CEO de Quora, D’Angelo, que formó parte de la junta anterior; y el economista y veterano político, Larry Summers.

Microsoft también obtendrá un puesto de observador sin capacidad de voto en la junta sin fines de lucro que controla OpenAI, agregó la compañía en el comunicado, sin especificar quién ocupará la silla.

Un nuevo capítulo para OpenAI La saga de OpenAI comenzó el viernes 17 de noviembre, cuando la junta directiva anunció abruptamente las salidas de Altman y el cofundador Greg Brockman. La junta nombró a Mira Murati como CEO interina, quien pronto se alineó con Altman, y argumentó públicamente que el CEO no estaba siendo lo suficientemente sincero.

El movimiento generó turbulencia y caos interno, especialmente después de cambiar de CEO tres veces en cuestión de 72 horas y de que más de 500 empleados amenazaran con abandonar la oficina si no renunciaba la junta y retornaba Altman.

“Nunca he estado más entusiasmado con el futuro“, dijo Altman a los empleados en la publicación del miércoles, enfatizando en cada párrafo en sus agradecimientos a todo el equipo.

Estoy extremadamente agradecido por el arduo trabajo de todos en una situación poco clara y sin precedentes, y creo que nuestra resiliencia y espíritu nos distinguen en la industria. Me siento muy, muy bien acerca de nuestra probabilidad de éxito para lograr nuestra misión.

Microsoft se asegura un puesto en la junta El fundador regresa con Microsoft en la junta como “observador sin derecho a voto”, lo que significa que el gigante tecnológico tendrá más visibilidad del funcionamiento interno de la empresa, pero no tendrá voto oficial en las decisiones importantes.

La gigante de tecnología, que es un socio inversor clave de OpenAI con inversiones de más de USD $10.000 millones y una participación de 49% en la entidad, no había tenido hasta ahora un lugar en la junta; aunque el CEO Satya Nadella ya había sugerido la semana pasada la necesidad de mayor control interno después de la salida repentina de Altman.

En un primer momento luego del despido, Nadella anunció que Altman se uniría a un nuevo equipo de investigación de inteligencia artificial (IA) en Microsoft, el cual también estaba abierto a recibir a los empleados de OpenAI. Sin embargo, estos planes parecieron cambiar luego de las negociaciones para que Altman volviera a la empresa.

No queda claro si Microsoft aún estrenará una nueva división de IA sin Altman y su equipo.

Altman adelanta próximos pasos Murati, que fue designada brevemente como CEO por la junta anterior, volverá a su puesto de CTO, confirmó la compañía en el comunicado. Después de Murati, la junta anterior había nombrado al cofundador de Twitch, Emmett Shear, como su reemplazo.

En la publicación de blog, que primero se emitió como un memorando al personal, según reportó The Verge, Altman también brindó algunas luces sobre los próximos pasos de la compañía, destacando que “avanzar en nuestro plan de investigación e invertir más en nuestros esfuerzos completos de seguridad“, siguen estando entre las prioridades inmediatas.

“Es importante que las personas experimenten los beneficios y la promesa de la IA y tengan la oportunidad de darle forma. Seguimos creyendo que los excelentes productos son la mejor manera de lograrlo. Trabajaré […] para garantizar que nuestro compromiso inquebrantable con los usuarios, clientes, socios y gobiernos de todo el mundo sea claro”, escribió.

“Tengo muchas ganas de terminar el trabajo de construir un AGI beneficioso con todos ustedes: el mejor equipo del mundo, la mejor misión del mundo“, agregó Altman, reiterando su ambición para desarrollar la próxima IA superinteligente.

Con información de: Investing.com | Nota original

Más noticias