Logo personal
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
NOTICIAS

El crecimiento salarial podría ser el puntal que necesita la economía de EEUU para un aterrizaje suave

Los salarios subieron el mes pasado a un ritmo anual del 4%, prolongando una lenta desaceleración del ritmo de las alzas de sueldos, pero aún por encima del nivel del 3%.

Los nuevos datos sobre salarios y mercado laboral publicados el viernes refuerzan lo que los funcionarios de la Reserva Federal han llegado a esperar y a sospechar: El aumento de los salarios y de la oferta de mano de obra está ayudando a la economía estadounidense a crecer a un ritmo moderado sin avivar las presiones inflacionarias que la Fed intenta aplastar.

Los salarios subieron el mes pasado a un ritmo anual del 4%, prolongando una lenta desaceleración del ritmo de las alzas de sueldos, pero aún por encima del nivel del 3% que las autoridades consideran coherente con su objetivo de inflación del 2%.

Sin embargo, junto con el reciente aumento de la productividad de los trabajadores y la moderación del número promedio de horas trabajadas por cada empleado, los costos laborales por cada unidad de producción disminuyeron durante el tercer trimestre del año, lo que redujo el crecimiento salarial como motivo para que las empresas subieran los precios, aunque dejó a los trabajadores con más dinero para gastar.

La mejora de la oferta de mano de obra, con medio millón más de personas empleadas o en busca de trabajo el mes pasado, también ha sido citada por la Reserva Federal y otros economistas como una forma de que la producción crezca sin aumentar las presiones sobre los precios en forma de empresas que ofrecen salarios más altos para un grupo más limitado de trabajadores.

En un discurso pronunciado la semana pasada en el Spelman College, el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, señaló que, si bien el ahorro de la época de la pandemia que había estado impulsando la demanda de los consumidores podría estar a punto de agotarse, el aumento de los salarios se había hecho cargo de la situación.

«Mientras el desempleo se mantenga bajo (…) y los salarios suban por encima de la inflación, no hay razón para que el gasto no siga manteniéndose», declaró Powell.

La tasa de desempleo cayó al 3,7% desde el 3,9% de octubre, mientras que el salto del 4% en el salario promedio por hora contrasta con los recientes aumentos anuales de los precios al consumo, en torno al 3,2%.

Con información de: Yahoo! finanzas | Nota original

Más noticias