Logo personal
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
NOTICIAS

Inteligencia artificial: una oportunidad para enriquecer la experiencia turística

No llega a 12 el porcentaje de las empresas hoteleras españolas que emplean la inteligencia artificial (IA) en sus procesos de negocio frente al 44 % de las empresas del sector de las tecnologías de la información.

No llega a 12 el porcentaje de las empresas hoteleras españolas que emplean la inteligencia artificial (IA) en sus procesos de negocio frente al 44 % de las empresas del sector de las tecnologías de la información. Tienen, por tanto, todo un camino por delante para desarrollar su aplicación en el sector turístico. Y obtener beneficios de ello.

La IA puede convertirse en un catalizador clave para la evolución de la industria del turismo en España pues ofrece múltiples aplicaciones de interés. Desde la planificación del viaje hasta la optimización de la experiencia, la fidelización y recomendación del destino, esta tecnología tiene la capacidad de ofrecer viajes más personalizados, eficientes y con mayor impacto.

Qué es la IA para Europa

La Comisión Europea define la inteligencia artificial de la siguiente manera:

“Sistemas de software (y posiblemente también de hardware) diseñados por humanos que, ante un objetivo complejo, actúan en la dimensión física o digital percibiendo su entorno a través de la adquisición e interpretación de datos estructurados o no estructurados, razonando sobre el conocimiento, procesando la información derivada de estos datos y decidiendo las mejores acciones para lograr el objetivo dado”.

Entre las tecnologías asociadas a la IA figuran la minería de texto, la visión artificial, el reconocimiento de voz, la generación de lenguaje natural y el aprendizaje automático. Estas tecnologías pueden ser más o menos autónomas y tienen aplicación tanto desde el punto de vista científico como empresarial.

Turismo y nuevas tecnologías

Para cualquier agente que forme parte del ecosistema turístico (destinos, turistas o empresas), la gran mayoría de las tecnologías tienen una base en común: la utilización de los datos como herramienta para ofrecer un servicio de mayor calidad, mejorar la experiencia del cliente y hacer más eficiente el trabajo y los procesos de las empresas turísticas.

Aquí, la función de la inteligencia artificial es analizar grandes volúmenes de datos para identificar patrones de comportamiento y tendencias de los turistas y planificar sus viajes desde el antes, disfrutar durante y fidelizar después del viaje al destino.

A medida que la IA continúa evolucionando, la industria del turismo puede hacer interesantes avances para el desarrollo del negocio. Desde la implementación de asistentes virtuales hasta la integración de tecnologías emergentes como la visualización de experiencias a través de la realidad inmersiva.

Los usos de la IA en el sector

Estos son algunos ejemplos de las posibles aplicaciones de la inteligencia artificial en el sector turístico:

  1. Asistentes virtuales y chatbots: que responden de forma autónoma a preguntas, realizan reservas de hoteles y ofrecen recomendaciones personalizadas, brindando un servicio al turista instantáneo y eficiente.

  2. Personalización de ofertas: permitiendo realizar sugerencias de hoteles basadas en experiencias pasadas u ofertas de actividades adaptadas a gustos específicos.

  3. Recomendaciones contextuales: los algoritmos de recomendación aprenden continuamente sobre los intereses y preferencias del turista (machine learning) lo que permite ofrecer recomendaciones contextuales, desde restaurantes hasta actividades de ocio o eventos culturales mejorando así la experiencia de viaje de manera significativa.

  4. Procesos de reserva más eficientes: permiten comparar precios, analizar comentarios y ofrecer opciones adaptadas a las necesidades individuales del viajero.

  5. Análisis predictivo para la demanda: permite a las empresas turísticas ajustar precios en función de la demanda (revenue management), asignar recursos y personalizar servicios según las tendencias futuras, optimizando así la gestión y la rentabilidad del negocio.

  6. Experiencias inmersivas: la realidad virtual y la realidad aumentada, alimentadas por la IA, ofrecen experiencias inmersivas que permiten a los viajeros, antes de llegar a su destino, hacer recorridos virtuales o simulaciones de actividades. Así, la planificación del viaje se hace más completa.

  7. Gestión eficiente de recursos: la IA permite mejorar la previsión de las necesidades de personal y optimizar el inventario en hoteles y restaurantes minimizando el desperdicio.

  8. Seguridad: permite, por ejemplo, detectar fraudes en las transacciones de pago o monitorizar la seguridad en los destinos turísticos.

Impulsor del sector turístico

España cuenta con uno de los mejores patrimonios arquitectónicos y culturales y una de las mejores gastronomías del mundo, además de una moderna red de infraestructuras y servicios, un buen clima y lugares con un enorme atractivo como destinos vacacionales y de descanso.

Todos estos factores le son propicios para ser un país líder en el sector turístico. De ahí la importancia de su transformación y modernización mediante el aprovechamiento de todos los recursos que ofrece la inteligencia artificial.

Desarrollar políticas que impulsen la aplicación de la IA al turismo mediante el diseño de programas de capacitación y el despliegue de plataformas tecnológicas de fácil uso, y mejoren el acceso a los datos puede ayudar a crear una experiencia de destino mucho más atractiva para los turistas y favorecer su posicionamiento como destino turístico estrella.The Conversation

Ricardo Buendía Iglesias, Profesor Asociado de Economía y Dirección de Empresas, Universidad de Alcalá

Este artículo fue publicado originalmente en The Conversation. Lea el original.

Más noticias