Logo personal
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
NOTICIAS

Las industrias en México crecen, pero el suministro eléctrico no

El concepto de nearshoring, que implica la relocalización de empresas en lugares cercanos a sus centros de consumo, parece adaptarse perfectamente a México.

El concepto de nearshoring, que implica la relocalización de empresas en lugares cercanos a sus centros de consumo, parece adaptarse perfectamente a México. Sin embargo, el aumento de plantas de manufactura ha presentado un nuevo desafío: garantizar un suministro de energía eficiente y suficiente.

Aunque la actividad industrial creció un 3% en noviembre en comparación con el mismo mes del año anterior, según cifras del Inegi, el suministro de energía no ha crecido de manera proporcional debido a la limitación en la infraestructura de transmisión y generación eléctrica en el país. Oscar Alvarado, director de marketing de productos de electrificación de la multinacional ABB, destaca un déficit de energía para diversas industrias en México.

A pesar de que se están planificando proyectos para abordar esta problemática, aún se requieren más esfuerzos. El crecimiento de la industria supera el aumento de la disponibilidad de energía, lo que lleva a las empresas privadas a explorar opciones para generar su propia energía.

El suministro de energía se convierte en un factor crucial que evalúan las empresas antes de decidir invertir. Según Alvarado, la región del Bajío es la más afectada por problemas relacionados con el suministro de energía. Mientras que en algunas zonas, como el norte del país, se están tomando medidas para abordar este problema, se necesita un plan integral para mejorar la disponibilidad de energía a medida que la industria continúa su crecimiento.

En sectores como el automotriz, que planea transitar de la producción de autos a combustión interna a vehículos eléctricos, se espera que aumente la demanda de energía. La electrificación y el uso de fuentes de energía renovable son aspectos fundamentales para afrontar este crecimiento y cumplir con los objetivos ambientales.

La ubicación geográfica de México y sus cadenas de valor también señalan un aumento en la demanda de energía para la industria de centros de datos. ABB prevé que estos centros crecerán a un ritmo anual del 11% hasta 2030, lo que representa otra área que requerirá un suministro energético considerable. Por ejemplo, un centro de datos de hiperescala puede consumir la energía equivalente a 80,000 hogares.

Con información de Expansión | Nota original

Más noticias