Logo personal
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
NOTICIAS

Citigroup prevé despedir a 20,000 empleados en los próximos dos años en todo el mundo

Citigroup ha anunciado un plan de reducción de su fuerza laboral que afectará a 20,000 empleados en los próximos dos años

Citigroup ha anunciado un plan de reducción de su fuerza laboral que afectará a 20,000 empleados en los próximos dos años. Esta decisión, comunicada por el director financiero del banco, Mark Mason, se produce tras las pérdidas de 1,800 millones de dólares sufridas por la entidad en el cuarto trimestre de 2023.

El proceso de transformación del banco, descrito por la directora general, Jane Fraser, implica una reestructuración significativa, la más relevante para el banco en dos décadas. Actualmente, Citigroup tiene una plantilla global de 239,000 empleados, y la reducción planeada forma parte de una estrategia de reorganización más amplia.

Además de los recortes ya mencionados, el banco anticipa una eliminación adicional de 40,000 puestos de trabajo con la salida a bolsa de su unidad de consumo mexicana, Banamex. El objetivo es alcanzar un total de 180,000 empleados.

El anuncio ha tenido un impacto positivo en el mercado, con un aumento del 3.3% en el valor de las acciones de Citigroup. La presidenta ejecutiva, Jane Fraser, ha descrito 2024 como un «año decisivo» para el banco.

Mason reconoció que los recortes de empleo afectarán la moral de la empresa, pero aseguró que no obstaculizarán el crecimiento de los ingresos. Los esfuerzos de reorganización están programados para completarse a finales del primer trimestre.

Citigroup reportó una pérdida trimestral debido a cargos por un total de 3,800 millones de dólares, que incluyen gastos de reorganización, acumulación de reservas relacionadas con la devaluación de divisas y la inestabilidad en Argentina y Rusia, así como un pago de 1,700 millones de dólares para reponer el fondo de seguro de depósitos FDIC.

Se espera que el banco registre entre 700 y 1,000 millones de dólares en cargos durante este año, asociados a los costos de despido y la reorganización.

Con información de El Economista | Nota original

Más noticias