Logo personal
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
NOTICIAS

En riesgo el nearshoring en México si Trump gana elecciones: analistas

La tendencia al alza del fenómeno de relocalización de cadenas o 'nearshoring' en México podría enfrentar obstáculos

La tendencia al alza del fenómeno de relocalización de cadenas o ‘nearshoring’ en México podría enfrentar obstáculos si el expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, resulta victorioso en las elecciones presidenciales de noviembre, advirtieron analistas financieros el jueves. Jorge Suárez Vélez, director ejecutivo de la consultora ACIA, expresó su preocupación, destacando que Trump podría no ser partidario del ‘nearshoring’ y preferir que la manufactura permanezca en Estados Unidos, lo cual podría representar un riesgo para México.

En una mesa de análisis sobre perspectivas económicas para 2024, Suárez Vélez señaló que hasta el momento, el ‘nearshoring’ no ha despegado como debería en México, atribuyéndolo en gran medida a la política energética del actual Gobierno. Mencionó el ejemplo de Tesla, cuya decisión de abrir una planta en Nuevo León está vinculada al suministro de energía eléctrica y la propuesta gubernamental de utilizar combustóleo para generar electricidad, lo cual podría afectar sus objetivos.

Alejandra Marcos, directora de análisis y estrategia de Intercam Banco, reconoció que México no ha aprovechado completamente el potencial del ‘nearshoring’, aunque destacó la mano de obra calificada como una ventaja. Suárez Vélez también enfatizó la importancia de la continuidad del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (TMEC), cuya ratificación considera «extraordinariamente importante».

En cuanto a las perspectivas económicas, los analistas pronosticaron un primer semestre positivo para México, impulsado por el consumo y las inversiones. Sin embargo, anticipan un segundo semestre más desafiante, especialmente de cara a las elecciones presidenciales en Estados Unidos. Las inversiones públicas en proyectos como el Tren Maya y la refinería de Dos Bocas, junto con el ‘nearshoring’, se prevén como impulsores de la inversión privada. Aunque existen divergencias en las estimaciones de crecimiento para 2024, los analistas coinciden en que el dólar seguirá debilitándose, con proyecciones de alcanzar entre 18 y 19 pesos a finales de 2024.

Con información de Forbes | Nota original

Más noticias