Logo personal
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
NOTICIAS

En EU, solicitudes de ayuda por desempleo caen a mínimos del 2022

Las solicitudes semanales iniciales de beneficios por desempleo en Estados Unidos volvieron a caer a principios de enero

Las solicitudes semanales iniciales de beneficios por desempleo en Estados Unidos volvieron a caer a principios de enero, alcanzando su nivel más bajo desde septiembre de 2022, a pesar de las medidas antiinflacionarias implementadas por la Reserva Federal.

El número de estadounidenses que presentaron nuevas solicitudes de beneficios por desempleo disminuyó la semana pasada hasta alcanzar el nivel más bajo en casi un año y medio, lo que sugiere que el crecimiento del empleo se mantuvo sólido en enero.

La inesperada disminución de las solicitudes, reportada por el Departamento de Trabajo, se suma al sólido crecimiento de las ventas minoristas en diciembre, lo que pinta un panorama optimista de la economía y podría dificultar que la Reserva Federal (Fed) comience a reducir las tasas de interés en marzo, como anticipan los mercados financieros.

«Eso reafirma nuestra opinión de que el mercado laboral sigue siendo sólido y que es probable que la Fed mantenga las tasas en los niveles actuales hasta mediados de 2024», comentó Eugenio Alemán, economista jefe de Raymond James.

Las solicitudes iniciales de beneficios disminuyeron en 16,000, llegando a una cifra ajustada por estacionalidad de 187,000 en la semana que terminó el 13 de enero, el nivel más bajo desde septiembre de 2022. Los economistas encuestados por Reuters habían pronosticado 207,000 solicitudes para la última semana de 2023.

Los datos de las solicitudes suelen ser volátiles a finales de año debido a que después de las vacaciones se producen menos despidos de lo normal.

Aunque esto podría haber contribuido en parte a la caída de las solicitudes, los economistas señalan que los datos son coherentes con un mercado laboral bastante sólido. Indican que en general, las empresas siguen siendo reacias a despedir trabajadores debido a las dificultades para encontrar mano de obra durante y después de la pandemia de Covid-19.

Las solicitudes no ajustadas disminuyeron en 29,543 hasta 289,228 la semana pasada, con una disminución de 17,176 solicitudes en Nueva York.

También se produjeron disminuciones significativas en Michigan, Pensilvania, Wisconsin, Carolina del Sur, Georgia y Minnesota, lo que compensó los notables aumentos registrados en California, Iowa, Kansas y Texas.

Con información de El Economista | Nota original

Más noticias