Logo personal
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
NOTICIAS

Audi: se alejan posiciones en negociación salarial

La situación laboral en Audi México enfrenta un posible estallido de huelga para el miércoles 24 de enero debido a discrepancias en las negociaciones salariales entre la empresa y sus trabajadores.

La situación laboral en Audi México enfrenta un posible estallido de huelga para el miércoles 24 de enero debido a discrepancias en las negociaciones salariales entre la empresa y sus trabajadores. Los empleados, representados por el Sindicato Independiente de Trabajadores de Audi México (SITAUDI), demandan un incremento salarial del 17%, mientras que la compañía ha ofrecido un aumento del 5%.

Audi México ha argumentado que su propuesta de incremento del 5%, que incluye además estabilidad laboral para 2024, es superior a la tasa de inflación. Sin embargo, el sindicato ha ajustado su demanda inicial del 20% al 17%, desglosando sus peticiones en varios beneficios adicionales, como aumento en vales de despensa, fondo de ahorro, prima vacacional, bono por tope salarial, reducción en el costo de transporte y aumento en ayuda de útiles escolares.

Ante la falta de un acuerdo, las negociaciones continuarán con una reunión programada en la Secretaría de Trabajo y Previsión Social (STPS) el martes 23 de enero, y posteriormente en el Tribunal Federal Laboral de Asuntos Colectivos. Si se alcanza un acuerdo, este deberá ser sometido a votación entre los trabajadores, bajo la regulación del Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral.

El SITAUDI ya ha realizado una consulta con los trabajadores, donde la mayoría rechazó la propuesta de la empresa. De no llegar a un acuerdo, existe la posibilidad de emitir una prórroga para el emplazamiento a huelga, con la intervención de la STPS.

Este conflicto laboral en Audi México refleja las tensiones entre las demandas de los trabajadores y la posición de la empresa en un contexto de crecientes costos de vida y expectativas salariales. La resolución de esta situación será crucial no solo para la empresa y sus empleados, sino también para el sector automotriz en la región.

Con información de El Economista | Nota original

Más noticias