Logo personal
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
NOTICIAS

FAW vuelve a México, pero con un nuevo modelo de negocio

Los vehículos de FAW regresan al mercado mexicano después de su primera incursión en 2008, liderada por Grupo Salinas

Los vehículos de FAW regresan al mercado mexicano después de su primera incursión en 2008, liderada por Grupo Salinas. En aquella ocasión, la empresa mexicana llegó a un acuerdo con el fabricante chino para la comercialización de tres modelos: F1, F4 y F5. Sin embargo, Grupo Salinas suspendió la venta de los vehículos FAW, lo que resultó en la cancelación del proyecto de planta, la pérdida de la prometida generación de empleos y la finalización del trato con Speedy para el servicio posventa.

Este retorno de los vehículos FAW marca un lapso de 16 años desde la primera incursión, pero la actual reintroducción no guarda relación con la anterior. En esta ocasión, la responsabilidad de la importación recae en Shanghai Auto Assembly Group (SAAG), una empresa mexicana subsidiaria de Mirage, un grupo importador especializado en aires acondicionados chinos.

¿Qué modelos de FAW llegarán a México?
Zaid Leyva, extrabajador de Ford y actual director general de SAAG, destacó en entrevista las diferencias clave entre esta nueva incursión y la anterior. En lugar de limitarse a modelos básicos de FAW, como pasó en la primera incursión, SAAG introducirá vehículos de la marca Bestune en el mercado mexicano.

Bestune es una marca propiedad del fabricante de automóviles chino FAW, con productos inspirados en los sedanes más antiguos de Mazda y dirigidos a la creciente base de consumidores chinos de clase media alta. FAW, como propietario de Bestune, también es responsable de fabricar la versión china del automóvil que sirve como base para muchos productos de Bestune, el Mazda 6. Inicialmente, la producción de los modelos Bestune tuvo lugar en las instalaciones de fabricación de Mazda en China, operadas en alianza con FAW.

El lanzamiento oficial de Bestune en México, programado para el 14 de marzo, incluirá cuatro modelos de la marca de FAW: el sedán B70, los crossovers B70S y los SUV T77 y T99, todos con motores turbo de gasolina de 1.5 y 2.0 litros. SAAG también incorporará pickups de la marca JIM, propiedad de Jiangling Motors Corporation Group (JMC), especializada en pickups. La gama de productos de la marca incluye modelos en sus versiones 4×2 y 4×4, con transmisión manual y automática.

JMC estableció en 2021 una empresa conjunta con Ford, centrada en la producción de automóviles de pasajeros, y algunos modelos de JMC están basados en plataformas antiguas de Ford. Leyva señala que iniciarán esta oportunidad de comercialización en México con estas dos marcas y una red de concesionarios que proporcionará cobertura nacional.

Leyva busca que la marca no sea simplemente «otra marca china», con vehículos de baja calidad, tecnología limitada o capacidad de manufactura baja. Asegura que están encontrando la fórmula para ofrecer diferenciadores al mercado mexicano.

¿Cómo y dónde se venderán los autos FAW?
A diferencia del modelo de comercialización anterior diseñado por Grupo Salinas, en el que los vehículos se vendían en tiendas Elektra y el servicio posventa se tercerizaba con un taller mecánico, el nuevo importador adopta un esquema de comercialización convencional en la industria automotriz. Desarrollará una red de concesionarios operados por grupos de distribuidores.

SAAG proyecta abrir entre 15 y 20 distribuidores a nivel nacional antes de que termine 2024, cubriendo completamente las áreas metropolitanas de México, Guadalajara y Monterrey. Hasta ahora, SAAG ha cerrado contratos con seis grupos de distribuidores a nivel nacional, que abrirán los primeros concesionarios de la marca, y hay otros 12 grupos en proceso de análisis y decisión.

Además, SAAG contará con su propia financiera de marca, SAAG Financial, para ofrecer opciones de financiamiento y tasas competitivas en el mercado mexicano. El objetivo de ventas de SAAG para el cierre de 2024 es comercializar miles de unidades en México, algo que ningún otro importador de vehículos chinos ha logrado en su primer año de ventas. Leyva concluye que creen que los vehículos cumplirán con las más altas expectativas del mercado mexicano, considerando el rápido desplazamiento de las marcas chinas en dicho mercado.

Con información de Expansión | Nota original

Más noticias