Logo personal
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
NOTICIAS

La Cámara de la Gente, en proceso de autorización en Banxico

La Asociación Mexicana de Uniones de Crédito del Sector Social (Amucss), con el respaldo de la fundación Interledger, ha iniciado el proceso de autorización ante el Banco de México (Banxico) para establecer una Cámara de Compensación enfocada en el sector financiero popular. Este proyecto, denominado “Cámara de la Gente”, tiene como objetivo principal facilitar el acceso de instituciones financieras populares a los sistemas de pagos electrónicos, especialmente en comunidades rurales.

La propuesta surge en respuesta a las dificultades que enfrentan entidades como las Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo (Socaps), Sociedades Financieras Populares (Sofipos) y las Sociedades Financieras Comunitarias (Sofincos) para conectarse al Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI). Estas organizaciones, a menudo ubicadas en áreas rurales, se enfrentan a altos costos y barreras tecnológicas para integrarse al SPEI de manera directa.

Isabel Cruz Hernández, presidenta de la Amucss, señaló que la creación de una Cámara de Compensación propia reduciría significativamente los costos y la complejidad técnica asociada con la conexión al SPEI. Este movimiento permitiría a las entidades financieras populares ofrecer servicios de pago electrónico más eficientes y accesibles a sus clientes.

La nueva Cámara de Compensación, una vez autorizada, se sumaría a otras entidades como Mastercard, Prosa, E-Global y Visa, brindando un importante soporte al sector financiero popular. Además, se enfocaría en atender a entidades no reguladas como las Sofincos, que aunque no están reguladas, sí están supervisadas por las Federaciones de Entidades de Ahorro y Crédito Popular.

Roberto Valdovinos, activista involucrado en el proyecto, destacó que el fin último es facilitar la conexión de estas instituciones financieras al SPEI, democratizando el acceso a los sistemas de pagos electrónicos y promoviendo una mayor inclusión financiera en México.

Con información de El Economista | Nota original

Más noticias