Logo personal
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
NOTICIAS

Trenes de pasajeros: el proyecto que AMLO dejará con ‘promesa de continuidad’

Después de varios sexenios en los que se descuidó la implementación de servicios ferroviarios para pasajeros en México

Después de varios sexenios en los que se descuidó la implementación de servicios ferroviarios para pasajeros en México, la actual administración morenista encabezada por Andrés Manuel López Obrador, a escasos meses de concluir su mandato, busca allanar el camino para revitalizar esta opción y asegurar su continuidad como un proyecto prioritario.

El Gobierno Federal ha identificado siete rutas que considera cruciales para la movilidad de las personas. Sin embargo, se enfrenta a un desafío que difiere del proyecto del Tren Maya y que dificulta la materialización de este objetivo a corto plazo: la mayoría de estas rutas están actualmente concesionadas a empresas privadas que se dedican al transporte de carga.

El primer aviso dirigido a las empresas fue claro y contundente. Antes del 15 de enero, CPKC (anteriormente Canadian Pacific Kansas City) y Grupo México Transportes debían presentar una propuesta detallada de operaciones diarias que contemplara la inclusión de servicios de tren para pasajeros y su convivencia con los de carga.

Ambas compañías cumplieron con este requisito, ya que la omisión habría implicado la posibilidad de que los títulos de asignación fueran transferidos a la Secretaría de la Defensa Nacional o a la Secretaría de Marina.

Aunque el Ejecutivo Federal reconoce que la implementación de los servicios de tren para pasajeros no se logrará durante el resto de su mandato, que termina el próximo 1 de octubre, sostiene que está preparando el terreno para que este proyecto pueda llevarse a cabo en un futuro cercano.

«Antes de concluir nuestro periodo, dejaremos el proyecto. Imaginen lo que representa para el futuro… Aunque no podamos iniciar el proyecto, sí podemos establecer los lineamientos generales o el anteproyecto», expresó el presidente Andrés Manuel López Obrador durante una de sus conferencias matutinas.

Según la consultoría Calidad Mexicana en Desarrollo Ferroviario, la propuesta abarca 8,000 kilómetros de vías, equivalentes a más de un tercio de la infraestructura ferroviaria actual del país.

El Ejecutivo Federal afirmó que esta iniciativa no constituye una expropiación, ya que se ajusta completamente a la legalidad y a las condiciones de la concesión, subrayando que, en presencia de trenes de pasajeros, se debe otorgar prioridad a dichos servicios.

Aunque el Gobierno de México no ha proporcionado detalles sobre los próximos pasos a seguir para cumplir con este nuevo objetivo a nivel federal, sí ha señalado las siete rutas que considera prioritarias.

Con información de Expansión | Nota original

Más noticias