Logo personal
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
NOTICIAS

Cambio en pensiones generaría coyotaje: expertos

La propuesta de pensión de retiro, la cual busca igualar el último salario, promovida por el presidente Andrés Manuel López Obrador

La propuesta de pensión de retiro, la cual busca igualar el último salario, promovida por el presidente Andrés Manuel López Obrador, plantea un riesgo de posibles prácticas fraudulentas que podrían inscribir a trabajadores en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) con un salario tope justo cuando estén por cumplir 65 años, advierten especialistas.

La iniciativa de reforma constitucional, enviada al Congreso, tiene como objetivo garantizar que los trabajadores formales reciban una pensión de retiro igual a su último salario, siempre y cuando este no supere el promedio de quienes cotizan en el IMSS, fijado en 16,777.78 pesos mensuales en 2023. Para lograrlo, el gobierno federal complementará sus pensiones con recursos de un Fondo semilla que comenzará con un capital de 64,619 millones de pesos, financiado por diversas fuentes.

Abraham Vela Dib, expresidente de la Comisión Nacional de Ahorro para el Retiro (Consar), señala que al no considerarse el salario promedio del trabajador durante su vida laboral para acceder a esta pensión mínima garantizada, se eliminan los incentivos para que los trabajadores realicen aportaciones voluntarias. Además, advierte que esto podría abrir la puerta a prácticas fraudulentas donde se inscriba al trabajador, cerca de cumplir 65 años, con un salario superior a los 16,777.68 pesos por un solo bimestre.

Héctor Villarreal, profesor investigador del Tecnológico de Monterrey, critica que la tasa de reemplazo del 100% se base en el último salario del trabajador, considerándolo como una medida ingenua. Villarreal advierte que esto podría llevar a que muchas personas busquen aumentar su salario durante el último año, lo que podría generar presión sobre las finanzas públicas e incluso evasión fiscal.

Abraham Vela también destaca que aunque el Fondo de Pensiones para el Bienestar podría ser suficiente para complementar las pensiones en el primer año, después de 2025 no está claro si el gobierno federal contará con los recursos necesarios. Para el 2024, se estima que se necesitarían 61,050 millones de pesos para proporcionar una pensión de 16,777 pesos a las personas que cumplen 65 años. Sin embargo, para 2025, el gobierno necesitaría más de 130,000 millones de pesos, y la cifra continuaría aumentando cada año a medida que más trabajadores alcancen la edad de 65 años. Vela subraya que la mayoría de estos ingresos son no recurrentes y provienen de fuentes que se extinguirían en 2024, lo que dejaría al Fondo de Pensiones del Bienestar sin recursos suficientes para el futuro.

Con información de El Economista | Nota original

Más noticias