Logo personal
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
NOTICIAS

Toka entrará al segmento de los adquirentes no bancarios

La empresa Toka, especializada en la emisión de vales electrónicos, se aventurará en el segmento de los adquirentes no bancarios para proporcionar servicios de pagos

La empresa Toka, especializada en la emisión de vales electrónicos, se aventurará en el segmento de los adquirentes no bancarios para proporcionar servicios de pagos e infraestructura de terminales punto de venta (TPVs), con el objetivo de ofrecer costos accesibles para pequeños comercios.

En colaboración con Ingenico, fabricante de TPVs, Toka buscará servir a negocios mediante la oferta de terminales de distintos niveles y con tasas de descuento o comisiones competitivas. Además, se dirigirán a mercados que actualmente no son atendidos por otras instituciones.

«Hemos identificado la importancia de apoyar al sector más desprotegido con tasas cómodas. Nosotros proporcionaremos la terminal, realizando todo el proceso de prevención de lavado de dinero, y la ofreceremos sin costo alguno. Si la persona tiene una cuenta bancaria, podemos realizar los depósitos en ella; si no la tiene, le proporcionaremos una cuenta fintech», señaló Hugo César Villanueva, presidente de Grupo Toka.

La empresa busca complementar su oferta de TPVs con su Institución de Fondos de Pago Electrónico (IFPE), una licencia otorgada por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) en septiembre de 2022. Con esto, pretenden satisfacer las necesidades de los comercios que carecen de acceso a servicios bancarios y que principalmente operan en efectivo.

«Es importante recordar que México es un país no bancarizado. Tenemos sectores de la población que no están siendo atendidos. Debemos aprovechar la regulación existente para satisfacer las necesidades de estos grandes sectores de la economía», agregó Villanueva.

El presidente del grupo destacó que Toka será la primera Institución de Tecnología Financiera en ser adquirente, y subrayó que esto se logró en colaboración con las autoridades, asegurándose de que la aplicación de esta figura fuera correcta.

La empresa recibió autorización para emitir monederos electrónicos de vales de despensa en 2011; hasta la fecha, acumula 7 millones de usuarios y ha experimentado un crecimiento de 10,000 clientes mensuales. Además, cerró el año 2023 con una administración de 4,000 millones de pesos.

«Nuestra propuesta de valor radica en que un pequeño comercio que carece de una cuenta bancaria pueda tener acceso a una terminal, un TPV, y pueda administrarse para expandir su negocio», concluyó Villanueva.

Con información de El Economista | Nota original

Más noticias