Logo personal
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
NOTICIAS

¿Cuánto ganaron las afores en 2023 por administrar tu ahorro para el retiro?

Los ingresos obtenidos por las AFOREs por la gestión de los fondos de pensiones de los trabajadores, que alcanzaron los 30,327 millones de pesos durante el año 2023, se destinan a una serie de operaciones y servicios fundamentales para el funcionamiento de estas instituciones. Estas comisiones, que en promedio fueron del 0.57% sobre el saldo total en las cuentas de los trabajadores, financian desde la recepción y la inversión de los ahorros hasta la búsqueda de ganancias para incrementar los fondos de pensiones.

Los costos de operación, que sumaron 14,723 millones de pesos en 2023, cubren una variedad de necesidades, incluyendo los gastos por afiliación y traspasos de clientes, costos regulatorios, sueldos del personal operativo y de servicio al cliente, así como los costos directos relacionados con la inversión y la administración de riesgos. Estos gastos aseguran que las AFOREs puedan proporcionar los servicios necesarios para gestionar eficientemente los fondos de pensiones y cumplir con las regulaciones del sector.

Después de deducir estos gastos operativos, las AFOREs reportaron una utilidad bruta de 9,616 millones de pesos, lo que demuestra la capacidad de estas instituciones para generar ganancias a partir de los ingresos por comisiones. Este resultado es esencial para mantener la viabilidad y competitividad de las AFOREs en el mercado, permitiéndoles seguir ofreciendo servicios de calidad a los trabajadores y asegurando el crecimiento de sus fondos de pensiones para el retiro.

Es importante que los trabajadores estén informados sobre cómo se utilizan las comisiones que pagan a sus AFOREs y el impacto que estas tienen en la gestión de sus ahorros para el retiro. La transparencia en este aspecto es crucial para fortalecer la confianza en el sistema de ahorro para el retiro y asegurar que los trabajadores se sientan seguros sobre el manejo de sus fondos de pensiones.

Con información de El Economista | Nota original

Más noticias