Logo personal
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
NOTICIAS

Expectativas de inflación en EU están bien ancladas

La percepción futura de la inflación entre los consumidores estadounidenses apenas experimentó cambios a principios de año

La percepción futura de la inflación entre los consumidores estadounidenses apenas experimentó cambios a principios de año, a pesar de reducciones en las expectativas de incremento en varias áreas clave de gastos.

Según la Encuesta de Expectativas de los Consumidores de enero realizada por la Reserva Federal (Fed) de Nueva York, las proyecciones de inflación a uno y cinco años se mantuvieron estables en 3% y 2.5%, respectivamente, mientras que la previsión a tres años cayó a 2.4%, su nivel más bajo desde marzo de 2020, frente al 2.6% de diciembre.

El informe reveló un retroceso generalizado en las previsiones de aumento de precios en diversas áreas críticas. El pronóstico de aumento de precios para el próximo año en gasolina alcanzó su punto más bajo desde diciembre de 2022, mientras que la estimación para alimentos alcanzó su cifra más baja desde marzo de 2020, el inicio de la pandemia por Covid-19. Asimismo, el aumento proyectado en alquileres alcanzó su mínimo desde diciembre de 2020.

Los datos de la Fed de Nueva York sobre las expectativas de inflación llegan después de la última reunión de política monetaria de la Fed, en la que mantuvo estables las tasas de interés a corto plazo, pero dejó abierta la posibilidad de recortarlas en algún momento de este año debido a la disminución de las presiones inflacionarias.

La confianza de los funcionarios de la Fed en que la inflación se dirige hacia el 2% está respaldada, en parte, por la tendencia a la baja en las expectativas de inflación, que según ellos tienen una gran influencia en las presiones reales sobre los precios.

Durante su conferencia de prensa posterior a la última reunión del Comité Federal de Mercado Abierto el 31 de enero, el presidente de la Fed, Jerome Powell, señaló que las expectativas de inflación a largo plazo están «bien ancladas» y muy cerca de donde estaban antes de la reciente alza inflacionaria de los últimos tres años.

El informe también encontró que los encuestados en enero anticipan un aumento del 3% en los precios de la vivienda, manteniendo la misma tendencia vista en los últimos cuatro meses. Sin embargo, tienen opiniones divergentes sobre el mercado laboral, donde prevén un crecimiento de los ingresos del 2.8% en un año, por encima del 2.5% de diciembre.

Con información de El Economista | Nota original

Más noticias