Logo personal
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
NOTICIAS

CNBV autoriza a las primeras fintech del 2024

La autorización de Pago Confiado como Institución de Fondos de Pago Electrónico (IFPE) y la inclusión de Lendera como Institución de Financiamiento Colectivo (IFC) en el catálogo de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) marcan un paso importante en la consolidación del sector de tecnología financiera en México. La Ley Fintech, que regula este tipo de instituciones, ha permitido que el país desarrolle un ecosistema financiero más diverso e innovador, proporcionando nuevas opciones de servicios financieros a los consumidores y contribuyendo a la inclusión financiera.

La entrada de Pago Confiado al mercado, con un enfoque en servicios de pago electrónico, y la eventual operación de Lendera, enfocada en el financiamiento colectivo, destacan el dinamismo del sector Fintech mexicano. Estas empresas no solo ofrecen alternativas a los servicios financieros tradicionales, sino que también presentan oportunidades para mejorar la eficiencia, accesibilidad y personalización de los servicios financieros para los usuarios.

El proceso regulatorio extenso, con un promedio de 796 días desde la solicitud hasta la autorización, refleja los esfuerzos de la CNBV por asegurar que las instituciones Fintech cumplan con los estándares necesarios para operar de manera segura y confiable. Este enfoque meticuloso es fundamental para mantener la confianza en el sistema financiero, proteger a los consumidores y promover un entorno competitivo saludable.

La creciente adopción de tecnologías financieras en México es testimonio del potencial de innovación en el sector. Con 77 Instituciones de Tecnología Financiera autorizadas, el país está estableciendo un precedente importante en la región, alentando la inversión, el emprendimiento y la colaboración entre startups, instituciones financieras establecidas y reguladores. Este desarrollo continuará impulsando la transformación digital del sector financiero, ofreciendo beneficios significativos tanto para consumidores como para la economía en general.

Con información de El Economista | Nota original

Más noticias