Logo personal
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
NOTICIAS

Grupo de ultraizquierda reivindica «sabotaje» contra gigafábrica alemana de Tesla

El incidente de sabotaje en la infraestructura eléctrica que llevó a la detención de la producción en la Gigafábrica de Tesla cerca de Berlín destaca las tensiones entre el desarrollo industrial y las preocupaciones ambientales. Un grupo de extrema izquierda, «Vulkan Gruppe», reivindicó el ataque a través de un comunicado en la plataforma Indymedia, apuntando a las consecuencias ambientales de la operación de la planta, como la contaminación de la capa freática y el alto consumo de agua potable.

Este acto de sabotaje, que resultó en un incendio en un poste eléctrico y un consiguiente apagón en la zona, ha llevado a una investigación policial y a la denuncia de un incendio intencionado por parte de las autoridades locales y responsables de la fábrica. La Gigafábrica de Tesla, inaugurada en 2022 y empleando a unas 11,500 personas, ha sido objeto de controversia desde su concepción, especialmente por su ubicación en una zona boscosa de Brandemburgo y los impactos ambientales asociados.

La oposición a la expansión de la planta, que busca duplicar su capacidad de producción, se ha intensificado, reflejado en una votación consultiva organizada por la alcaldía donde los habitantes expresaron su rechazo al proyecto. Este episodio resalta el desafío de equilibrar la innovación en tecnología limpia, como la producción de vehículos eléctricos, con la preservación de recursos naturales y la protección del medio ambiente. La planta de Tesla en Alemania, con un objetivo de producción de hasta 500,000 vehículos eléctricos al año, se encuentra en el centro de este debate, evidenciando la complejidad de avanzar hacia un futuro más sostenible.

Con información de El Economista | Nota original

Más noticias