Logo personal
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
NOTICIAS

Circulante billonario de dinero estaría vinculado al gasto preelectoral: Citibanamex

Como en años electorales previos, el gasto público se contraerá en el segundo semestre

«Como en años electorales previos, el gasto público se contraerá en el segundo semestre», afirmó Arely Medina, analista de la dirección de Estudios Económicos en Citibanamex.

Los analistas de Citibanamex advirtieron que el aumento observado en la base monetaria durante los primeros dos meses del año puede estar relacionado con el incremento del gasto público, que se acelera durante períodos electorales, como en años anteriores.

«Al igual que el gasto público, la base monetaria experimenta un crecimiento significativo durante los períodos electorales. Para este año, anticipamos que el estímulo fiscal que conllevará al mayor déficit público en más de 30 años se concentrará en la primera mitad del 2023, siguiendo un patrón similar a años electorales previos», indicaron en un informe especial.

El análisis, liderado por Arely Medina, reveló que durante el segundo y tercer trimestre de los años con elecciones presidenciales entre 2000 y 2023, la base monetaria creció a una tasa promedio anual del 12.4%. Esta tendencia se observó en los procesos electorales de 2000, 2006, 2012 y 2018.

Entre 2000 y 2023, la base monetaria registró un crecimiento promedio anual del 8.5%, con un ritmo de crecimiento acelerado durante los períodos electorales.

Recientemente, el Banco de México informó en su Estado de Cuenta semanal que los billetes y monedas en circulación, junto con los depósitos bancarios en cuentas corrientes, alcanzaron un nivel sin precedentes de tres billones 28,645 millones de pesos al 1 de marzo de 2024. En 2023, hasta la novena semana del año, la base monetaria ascendió a dos billones 657,542 millones de pesos.

El equipo de analistas señaló que la actividad económica agregada (PIB), especialmente el gasto público, crece por encima de su promedio histórico durante los dos trimestres previos a las elecciones.

De mantenerse esta tendencia histórica, se espera que la base monetaria continúe acelerando su crecimiento, como lo anticipó Luis Pérez Lezama, director de Investigación Económica en Saver.

«Uno de los determinantes de la demanda de dinero es la actividad económica, por lo que podemos argumentar que la aceleración de la base monetaria se explica en parte por este factor», indicó el análisis de Citibanamex.

A pesar de esto, subrayaron que «como en años electorales previos, el gasto público se contraerá en el segundo semestre». Sin embargo, enfatizaron que «la actividad económica en su conjunto mantendrá un crecimiento positivo en respuesta a la recuperación de la economía estadounidense, especialmente en su sector manufacturero».

«El crecimiento económico resultante de estas fuerzas será moderado a lo largo del año, promediando un 2.2% en 2024. Por lo tanto, es posible que la aceleración de la base monetaria antes de las elecciones sea menor que el promedio de años electorales previos», concluyeron, descartando presiones significativas sobre la inflación debido a este factor.

El Banco de México coincide con las previsiones de los economistas de Citibanamex sobre la desaceleración que se espera a partir del segundo semestre de este año. En su Informe Trimestral, anticiparon una desaceleración en la actividad productiva en línea con los períodos electorales.

Uno de los seis riesgos a la baja para el crecimiento, según el Banco de México, es que «la inversión en nuestro país sea menor a lo previsto o insuficiente para apoyar el crecimiento económico, especialmente a largo plazo», debido a la incertidumbre generada por los numerosos procesos electorales en todo el mundo, incluidos Estados Unidos, principal socio comercial de México, y México mismo.

Para el próximo año, el Banco de México prevé un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de México del 1.5%, en el punto medio de un rango proyectado entre el 0.7% y el 2.3% anual, manteniendo el pronóstico sin cambios respecto al de noviembre.

Con información de El Economista | Nota original

Más noticias