Logo personal
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
NOTICIAS

Senado estadounidense aprueba ley de gastos

El Senado de Estados Unidos evitó por poco un cierre parcial del gobierno durante el fin de semana

El Senado de Estados Unidos evitó por poco un cierre parcial del gobierno durante el fin de semana, al lograr aprobar la legislación de gastos para varias agencias gubernamentales apenas unas horas antes de que expirara el financiamiento actual.

Por una votación bipartidista de 75-22, el Senado aprobó un paquete de gastos por 467,500 millones de dólares que financiará la agricultura, el transporte, la vivienda, la energía, los veteranos y otros programas hasta el final del año fiscal, el 30 de septiembre. Ahora, el paquete se dirige al presidente demócrata, Joe Biden, para su firma y posterior conversión en ley.

Esta votación resuelve, parcialmente, una larga y amarga batalla sobre el gasto público, que en un momento dado dejó a la Cámara de Representantes, controlada por los republicanos, sin líder durante tres semanas.

«Para aquellos preocupados de que un gobierno dividido nunca haga nada, este paquete bipartidista muestra lo contrario», dijo el líder demócrata en el Senado, Chuck Schumer, antes de la votación.

El paquete fue aprobado con facilidad por la Cámara de Representantes, controlada por los republicanos, a principios de esta semana. Sin embargo, la acción en el Senado se retrasó debido a la presión de algunos republicanos conservadores para realizar votaciones sobre inmigración y otros temas, todas las cuales fracasaron.

El Congreso aún debe llegar a un acuerdo sobre un paquete mucho más amplio de proyectos de ley de gastos, que incluyen al ejército, la seguridad nacional, la sanidad y otros servicios. El financiamiento de estos programas expira el 22 de marzo.

En total, los dos paquetes costarían 1.66 billones de dólares. Los republicanos de extrema derecha habían presionado para que los recortes del gasto fueran mayores, con el objetivo de controlar la deuda nacional, que actualmente asciende a 34.5 billones de dólares.

Con información de El Economista | Nota original

Más noticias