Logo personal
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
NOTICIAS

Pagos rápidos avanzan; cada país va a su propio ritmo

En países como México y Brasil, se han implementado sistemas de pago rápido (FPS por sus siglas en inglés) como el Cobro Digital (CoDi) y Pix

Los pagos rápidos a través de aplicaciones móviles, con el propósito de disminuir el uso del efectivo y promover la inclusión financiera, están en marcha en varios países, aunque su adopción varía significativamente.

En países como México y Brasil, se han implementado sistemas de pago rápido (FPS por sus siglas en inglés) como el Cobro Digital (CoDi) y Pix, respectivamente. Aunque ambos mercados son similares, el éxito de estas iniciativas ha sido dispar: mientras que en Brasil Pix ha sido un referente exitoso, en México CoDi ha enfrentado dificultades, y recientemente se ha impulsado una alternativa llamada Dinero Móvil (DiMo).

Un informe reciente del Banco de Pagos Internacionales (BIS) destaca que los pagos rápidos, o la transferencia casi instantánea de fondos entre usuarios finales, están liderando la innovación financiera. Sin embargo, señala que su adopción masiva varía de un país a otro, dependiendo de las características de diseño de los sistemas.

El informe indica que la adopción de pagos rápidos es más amplia en casos donde el banco central es el propietario del FPS, donde participan proveedores de servicios de pago (PSP) no bancarios, y cuando hay una mayor diversidad de casos de uso y conexiones transfronterizas.

En México, CoDi, lanzado en septiembre de 2019, no ha logrado alcanzar sus expectativas. A pesar de que se esperaba que para 2020 hubiera más de 18 millones de usuarios registrados y casi 28 millones de transferencias, hasta principios de marzo de 2024 solo se habían validado 19.3 millones de cuentas y se habían realizado 11.4 millones de transacciones, cuatro años y medio después de su lanzamiento.

Con información de El Economista | Nota original

Más noticias