Logo personal
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
NOTICIAS

Aún bajando la tasa, Banco de México no se subirá a la tendencia latinoamericana de recortes

Si el Banco de México decide ajustar la tasa nominal en el próximo anuncio monetario, según advierten analistas de J.P. Morgan y Deutsche Bank

Si el Banco de México decide ajustar la tasa nominal en el próximo anuncio monetario, según advierten analistas de J.P. Morgan y Deutsche Bank, no seguirá la tendencia regional de reducción en las tasas.

Según un análisis de J.P. Morgan, este ajuste sería a la baja y tendría como objetivo aliviar la política restrictiva existente. No se normalizará ni se volverá más flexible, simplemente se reducirá la restricción.

Los expertos explican que, aunque no se aplique un nuevo incremento en la tasa nominal, durante los 11 meses y tres semanas de la pausa monetaria que ha prevalecido desde marzo del año pasado, la tasa real ex ante ha seguido endureciéndose. Esto significa que el costo de financiarse en el país ha aumentado como si se hubiera aplicado un incremento adicional de 100 puntos base.

La tasa real ex ante se calcula restando la tasa nominal (actualmente en 11.25%) de las expectativas de inflación para los próximos 12 meses (3.84% según la encuesta mensual del Banco de México), lo que da como resultado una tasa real del 7.41%, muy por encima del rango más alto de neutralidad, que es del 3.3%.

Los expertos del Deutsche Bank consideran que la decisión de la Junta de Gobierno el 21 de marzo será dividida y que la guía de acciones futuras indicará un enfoque gradual con la posibilidad de pausar los recortes. Aunque se reduzca la tasa, la postura monetaria, medida por la tasa real ex post, seguirá siendo restrictiva durante el resto del año, lo que respaldará la continuación del retroceso en la inflación.

Los economistas del Deutsche Bank reconocen varios riesgos para las perspectivas de política monetaria futura, incluidas las acciones de la Reserva Federal sobre su tasa, la dinámica inflacionaria pegajosa y los procesos electorales en México y Estados Unidos, que podrían llevar a Banxico a adoptar un enfoque más cauteloso para salir de la restricción monetaria.

Si los pronósticos se cumplen, México sería el último país en unirse a la ola regional de recortes en las tasas que iniciaron Costa Rica, Chile y Brasil. Sin embargo, esto no marcaría el comienzo de un ciclo de reducciones.

El subgobernador Omar Mejía Castelazo ha explicado que, en su opinión, la política monetaria actual es altamente restrictiva en cualquier métrica y podría ajustarse para ser congruente con los avances en el panorama inflacionario.

Con información de El Economista | Nota original

Más noticias